El Posparto empieza después de la expulsión de la placenta y finaliza una vez han involucionado todos los cambios producidos durante el embarazo. 

El Postparto se suele dividir en 3 fases: el posparto inmediato (primeros días), la cuarentena y el posparto tardío.

El embarazo y el tipo de parto

Tanto el embarazo como el tipo de parto influyen en la recuperación. Si ha habido o no episiotomía, si hay cicatrices, si la zona está muy edematosa (hinchada), etc., influyen mucho a la hora de tener una mejor o peor recuperación, y por consiguiente a la hora de disfrutar de unas relaciones sexuales más o menos placenteras.

Lo que preocupa e inquieta a muchas mujeres después de la cuarentena es la reanudación de las relaciones sexuales. Es un tema que, por lo general, intentamos evitar y posponer al máximo. Y aunque hay que hacerlo, suele dar miedo ya que muchas veces provoca dolor.  Aunque no lo parezca, muchas mujeres, por miedo a perder a la pareja o por satisfacerla, soportan ese dolor y fingen que les sigue gustando como antes aunque no sientan lo mismo.

Después del parto suele haber menos sensibilidad en las relaciones, incluso puede haber un poco de dolor o molestia en la penetración. Es importante no asumir que esto sea normal ya que no tiene por qué ser así. Por ello es muy importante realizar una valoración de suelo pélvico con un fisioterapeuta especializado. Cuando no hay ningún problema esta revisión se suele hacer pasada la cuarentena pero si hay dolor tanto a nivel de suelo pélvico como a nivel de pelvis,  aconsejo realizarla antes.

¿Cuando llega el momento de reiniciar las relaciones sexuales? 

Se suele recomendar pasada la cuarentena y un poco más, es importante hacerlo con el uso de un lubricante y de manera suave y despacio pero, sobre todo, siempre que a la mujer le apetezca. Es importante antes de tener una relación sexual con penetración que la mujer haya tocado su zona vaginal y haya sentido como está, su sensibilidad…

Los problemas que pueden aparecer al reiniciarlas son el vaginismo (causa psicológica), la dispareunia y la disminución de la sensibilidad en el coito:

_La dispareunia es un dolor en los genitales y en la estructura pélvica que aparece durante la relación sexual o 24 horas después. El dolor puede aparecer en la entrada de la vagina o en el fondo, con los movimientos coitales. Con la fisioterapia ayudamos restablecer esta musculatura tratando la causa o el músculo que provoca este dolor. Esto se hace mediante estiramientos y ejercicios específicos.

_La disminución de la sensibilidad en el coito muchas veces es debida a la falta de excitación. Para tener una buena excitación es necesario tener un buen tono y un buen volumen de los músculos del suelo pélvico y  que estos estén en buenas condiciones ya, que así,  hay un mayor contacto y fricción entre las paredes vaginales y el pene.

El embarazo y el parto debilitan esta musculatura, y es aconsejable volver a entrenarlos ya que es muy importante después de cada parto poner a tono estos músculos, no sólo para tener unas relaciones sexuales satisfactorios, sino para tener un suelo pélvico y un tono muscular adecuado.

# Sandra Oliva Gorgori

Fisioterapeuta Col. 8419

Hacer Comentario