¿Embarazo saludable con diabetes?El embarazo en sí mismo es un período en el que se producen muchas adaptaciones anatómicas y fisiológicas que están muy relacionadas al correcto mantenimiento de las necesidades nutricionales de la madre y el feto. La diabetes mellitus (DM) es la alteración metabólica más frecuente que complica el embarazo afectando el pronóstico de la madre y de su futuro hijo.

 

En un embarazo normal, durante la segunda mitad de la gestación se produce resistencia a la correcta función de la hormona llamada insulina, encargada de equilibrar el metabolismo de los hidratos de carbono. Las mujeres sin diabetes lo compensan teniendo niveles de glucosa en sangre normales e incluso 20% inferiores que los que se presentan fuera de la gestación. En el caso de las mujeres que presentan diabetes en el embarazo, esta resistencia a la insulina es más difícil de compensar, por lo tanto, los riesgos causados por los valores altos de glucosa en sangre (hiperglucemia) son adicionales a los riesgos propios de cualquier embarazo.

 

La Diabetes gestacional (DMG) se define como toda aquella alteración en el metabolismo de los hidratos de carbono que se detecta por primera vez durante el embarazo, ordinariamente en el 2do o 3er trimestres de gestación. En España, se calcula que hasta un 14% (dependiendo de la estrategia diagnostica) presentará DMG durante la gestación. El uso de la insulina durante el embarazo junto con una alimentación adecuada es una manera confiable de mantener los niveles de glucosa sanguínea entre 71 y 99 mg/dL la mayor parte del tiempo para las mujeres que tienen DMG.

 

¿Es peligroso tener valores altos de glucosa en sangre durante el embarazo?

Un control de la glucosa en sangre inadecuado durante el embarazo conlleva serias consecuencias como:

• Complicaciones maternas: Aborto espontáneo, cetoacidosis diabética, preeclampsia, eclampsia, infecciones del tracto urinario, anemia crónica, parto por cesárea, hemorragia e infección posparto, etc.

• Complicaciones fetales: Anomalías congénitas, macrosomia*, retraso del crecimiento, polihidradmnios, oligohidramnios, parto prematuro, muerte fetal, trauma físico al nacer.

• Complicaciones neonatales: Síndrome de distrés respiratorio, hipoglucemia, hiperbilirrubinemia, desequilibrio electrolítico.

• Complicaciones durante la infancia: Resistencia a la insulina, obesidad/sobrepeso, DM1, DM2.

*La macrosomía fetal se refiere a bebés nacidos con peso corporal de 4 – 4.5 kgs o más que es debido al desarrollo dentro de un ambiente excesivamente “glucosado.” Es decir, que a mayor niveles de GS durante el embarazo, más grandes son los niños al nacer. Cabe mencionar que este “sobrecrecimiento” es anormal o patológico.

Después del parto, la DMG normalmente “desaparece” ya que el balance hormonal del cuerpo se establece y vuelve a lo normal, pero hay que comprobarlo con una prueba de tolerancia a la glucosa 6 meses post-parto.

 

¿Es posible tener un embarazo y parto “normales” teniendo DMG?

Es recomendable:

1) Durante el embarazo: el control glucemico tiene que ser aún más cuidadoso que una persona con DM fuera del embarazo. Está comprobado por numerosos estudios que el control metabólico óptimo (niveles de GS normales la mayor parte del tiempo) previenen las complicaciones diabéticas en torno al embarazo, incluso algunos expertos sugieren que de esta forma la probabilidad de morbilidad a corto y a largo plazo sería comparable a la de los hijos de mujeres que no tienen DM.

 

2) Consultar con un ginecólogo con amplia experiencia y conocimiento de la DM, así como a un nutricionista especializado en diabetes que ofrezca la educación diabetológica referente al embarazo. La alimentación durante el embarazo con DMG es fundamental para lograr este control glucémico óptimo y por lo tanto una adecuada nutrición para la madre y el bebé.

La información presentada aquí es de naturaleza informativa y no sustituye el cuidado individualizado de su médico. Parece difícil obtener este control glucémico “normal” aún presentando DMG pero con información confiable, alimentación y controles adecuados es POSIBLE!

 

 

# Dra. Rosa Elena Yáñez, Nutricionista especializada en Diabetes

rosyanezdiabetes.blogspot.com

Artículos Relacionados

Hacer Comentario