Este mes nos centraremos en otro caso especial de lactancia: el de los partos múltiples. Si estamos embarazadas de dos o más nos vamos a encontrar que muchas personas nos desaconsejan la lactancia materna porque “no vamos a poder”.

Las dificultades a las que se enfrenta una madre de múltiples son varias. Por una parte, mayor riesgo de partos medicalizados y cesáreas por lo que se complica el contacto precoz en el postparto inmediato; la separación de madre y bebés por el parto de la madre o por el estado de los bebés, un mayor riesgo de bajo peso al nacer, por lo que son bebés a los que les puede costar más remontar su peso de nacimiento; y poca confianza en la capacidad de la madre de producir leche para dos y, por lo tanto, una introducción temprana de suplementos. Pero son dificultades que se superan con apoyo y ayuda.

Después del parto nos podemos encontrar diferentes situaciones en la que la madre está de alta, pero uno o los dos bebés no, o al contrario, los bebés están de alta, pero la madre no. Aunque lo habitual es que se les dé a todos el alta a la vez. En los casos anteriores, esos días son de caos, acaba siendo necesario que la madre se estimule el pecho con un sacaleches y hasta que no están todos en casa no podemos empezar a regularizar la situación.

Un bebé recién nacido requiere muchos cuidados y si tenemos dos o más, pues tenemos el doble de cuidados. Por lo tanto es importante que una madre de múltiples una vez está en casa se rodee de ayuda y restrinja las visitas. Lo más importante que tiene que hacer es cuidar y alimentar a sus hijos y no está para preparar cafés ni hacer la compra.

Las dificultades que puedan surgir en la lactancia son las mismas que las de cualquier otra madre y tienen las mismas soluciones. Es muy interesante que la primera visita de la enfermera pediátrica se realice a domicilio (servicio que ofrece la seguridad social). Si hay  un problema de urgencia con la lactancia también se puede desplazar una asesora de lactancia.

Una de las dudas que surge es si hay que asignar un pecho a cada hijo o si deben mamar los dos de ambos pechos. Cuando solo tenemos un bebé la leche que se prepara en el pecho depende de como haya sido la toma anterior. Cuando tenemos gemelos, nuestro cuerpo se puede confundir un poco y producir una leche menos grasa de lo que necesitaría el otro bebé. Por otra parte, si asignamos un pecho a cada uno y uno de nuestros bebés es mucho más tragón, podemos llegar a tener un pecho más grande que el otro. A la práctica las madres suelen dar los dos pechos a ambos hijos al principio de la lactancia y luego acaban asignando uno a cada uno.

La otra duda es si poner los dos bebés a la vez o de uno en uno. Cada opción tiene sus pros y sus contras. Poner a un bebé cada vez es más placentero, permite conocer al bebé, dedicarle tiempo en exclusiva y poder establecer bien el vínculo. Por otra parte requiere mucho más tiempo. Poner a los dos bebés a la vez supone un mayor reflejo de eyección (muy interesante si uno de los dos bebés no va bien de peso), requiere menos tiempo y da  más tranquilidad ya que tenemos a los bebés calmados (y callados!!) a la vez. Lo que suelen hacer las madres es poner sólo un bebé al principio para conocerse y cuando ya se ha cogido un poco de práctica, poner los dos a la vez.

Las posturas para poner los dos bebés a la vez son múltiples, los podemos poner en postura cruzada, en rugby, tumbados en la cama… ¡el límite es la imaginación de la madre!

En el caso de trillizos o más se suele recomendar lactancia mixta, aunque se han descrito casos de lactancia materna exclusiva. En este caso es muy importante la organización y puede venir muy bien un cuadrante donde apuntar quien come, quien hace pipí o caca… ya que corremos el riesgo ¡de olvidarnos de un hijo!

En internet hay múltiples recursos y foros para las madres de múltiples como la web de Multilacta. En ellas se pueden encontrar consejos e ideas de como organizarse y apoyo moral. Con gemelos en casa cuesta mucho al principio organizarse para salir de casa y si no podemos ir a un grupo de apoyo, estas redes virtuales pueden suponer un buen sustituto.

En cualquier caso, una mujer está preparada para producir leche para dos bebés y más, sólo necesita apoyo y ayuda logística.

Fuente: Contenidos pedagógicos IV curso Lactancia FEDECATA.

#Andrea Lorente. Asesora de lactancia

www.mareamaretgn.wordpress.com

Foto:  materdoula.blogspot.com

Artículos Relacionados