perioral

Resfriados, frío, viento,… todos estos elementos tan comunes en esta época del año pueden hacer que tu bebé tenga alrededor de la boca y la nariz toda una zona rojiza, seca y bastante irritada que se conoce como irritación perioral.

La irritación perioral es una reacción inflamatoria local de la piel y la mucosa de labios y nariz. Los síntomas más comunes son las rojeces, mayor sensibilidad de la zona y descamación.

motivos

Esta irritación se  produce por diversos motivos. Se pueden dar todos a la vez o por separado.

Por un lado tenemos los factores climáticos como el frío, el viento y la baja humedad que hacen que esta zona se seque con mucha más rapidez de lo que lo haría habitualmente. Por otro lado el roce al sonarse, el chupete y la saliva (que aumenta de forma muy importante cuando tu bebé se encuentra en proceso de dentición) también pueden provocar esta irritación tan molesta.

tratamiento

Para tratar esta molestia la principal recomendación es evitar el contacto con las sustancias irritantes. Además, se pueden usar productos protectores-reparadores para ayudar a una curación más rápida. Los más completos son aquellos que llevan componentes  reparadores como el ácido hialurónico, agentes preventivos de la deshidración como las ceramidas, antinflamatorios como el bisabolol, reepitelizantes y regeneradores como la alantoína, el aceite de rosa de mosqueta o la centella asiática. Habitualmente se aplican a demanda,cada vez que creamos conveniente.

En este apartado hay que destacar, que la aplicación de cremas hidratantes pueden tener un efecto contrario al deseado, ya que muchas al contener urea pueden empeorar la sintomatología. Por este motivo conviene  no usarlas durante la irritación perioral.

Para prevenir todos estos problemas es importante utilizar alguna crema protectora para zonas sensibles durante todo este periodo, igual que hacemos los mayores al hidratarnos los labios.

# E. Esplugas

Artículos Relacionados

Hacer Comentario