¿Podemos hacer cosas durante el embarazo para asegurarnos una buena lactancia? La respuesta es: Sí, y básicamente podríamos reducirlas a dos: buena información y apoyo. Es fácil que de entre todos los consejos bien intencionados que recibe una embarazada, no todos sean útiles, y nos digan todo tipo de cosas, que si no las hacemos o no las tenemos, estaremos condenadas al desastre.

El tamaño y forma del pezón

Hay comentarios de todos los colores: Pezón pequeño: malo!… Pezón grande: peor!… Pezones planos: imposible la lactancia!, y las pobres que tienen el pezón invertido ya ni hablamos. Por suerte para las madres, el bebé se engancha a la areola y no al pezón y, gracias a dios, todas tenemos areola. Es verdad que el pezón sirve al bebé para buscar y engancharse al pecho, pero no es necesario que sobresalga 1 cm para que esto pase. Por lo tanto, todas la maniobras o ejercicios destinados a hacer que sobresalga el pezón durante el embarazo no son necesarios. Y otros artilugios como el Niplette o conchas formadoras de pezón, tampoco. A parte de ser  inventos que pueden resultar dolorosos, los estudios demuestran que su utilización durante el embarazo disminuía la prevalencia de la lactancia, ya que las madres tenían la sensación durante el embarazo de que dar el pecho era muy difícil y no lograrían hacerlo. Por otra parte, cuando la madre ya empieza a segregar calostro durante el embarazo, manipular demasiado el pezón puede provocar heridas, que a su vez, se pueden infectar.

En resumen, vuestro pecho y vuestros pezones son los perfectos para vuestros hijos y no es necesario hacerles nada durante el embarazo para una buena lactancia.

Aceites y homeopatía

Diferentes casas venden o aceites especiales para la lactancia u homeopatía. Los más prudentes afirman que mejora la circulación sanguínea, y por lo tanto, una subida de la leche más pronta, y los menos cautos, afirman directamente una subida de la leche o un incremento de la producción. El calostro es importante para el bebé y cumple unas funciones muy específicas, es bueno que la madre tenga calostro. La subida de la leche se suele producir entre las 48 y 72 horas postparto. En caso de que tarde más, sí que es necesario estar muy atentos al estado del bebé y suplementar en caso necesario y estimular el pecho todo lo posible, o manualmente o con sacaleches. Estos productos no han demostrado su eficacia con estudios científicos, por lo que no se puede recomendar su utilización. Pero tampoco se ha demostrado que sean dañinos. Así que, utilízalos si es importante para ti, sino no hace falta.

“Hacer el callo”

Totalmente desaconsejadas las maniobras destinadas a endurecer la areola. Nada de guantes de crin ni otros consejos por el estilo. A parte de ser dolorosas, no garantizan para nada una buena lactancia. Si quieres hidratar la piel utiliza aceite de oliva o lanolina. Si bien durante el embarazo podrías utilizar otras cremas, la mayoría de cremas comerciales están hechas a base de petróleo y si en breve va a ponerse allí la boquita de tu bebé, aunque no hay estudios que demuestren que sea malo, por precaución recomendaría utilizar sólo cosmética bio certificada.

Información y apoyo

Lo que de verdad ayuda durante el embarazo es tener información veraz de lo que es un bebé y la lactancia. Hay muy buena información en Internet. La web de Alba Lactancia Materna es de las más completas, juntamente con la de la AEPED. Como libros: cualquiera de Carlos González y “El poder de las caricias” de Adolfo Gómez-Papí. Aunque el mejor consejo que puedo dar es acudir a un grupo de apoyo o de crianza durante el embarazo y escuchar a madres y ver como maman sus bebés. Es el mejor aprendizaje y nos ayudará a anticipar problemas y resolverlos antes de que se produzcan o a poner soluciones rápidamente. Es bueno tener un par de números de teléfono de personas con conocimientos en lactancia a mano si vemos que la lactancia no va bien para poder poner medidas lo antes posible.

La lactancia no duele, ante cualquier duda busca ayuda!

# Andrea Lorente Asesora de lactancia. www.mareamaretgn.wordpress.com

Hacer Comentario