Los estudios revelan que viajar a contramarcha es 5 veces más seguro que en sentido marcha.

En Suecia, desde hace más de 40 años, utilizan las sillas a  contramarcha como mínimo hasta los 4 años de edad de los niños. Los suecos se posicionan así, como el país europeo con menor mortalidad infantil en caso de accidente de tráfico. Gracias a la labor informativa de muchos profesionales está tendencia va en aumento en el resto de Europa.

El Sistema de Retención Infantil (SRI) en sentido contrario a la marcha es capaz de absorber hasta el 90% de la fuerza del impacto. En las sillas instaladas a contramarcha los niños mantienen alineadas cabeza y columna, y la fuerza del impacto es absorbida por la propia silla protegiendo al niño en todo momento. Así, evitamos que el niño quede expuesto a lesiones de tórax o abdomen, propias del resultado de un impacto en sentido marcha.

Muchos os preguntaréis: ¿hasta cuando debo llevar al niño a contramarcha? La respuesta es clara: Más tiempo, menos riesgos. Hoy en día muchos padres españoles se sorprenden al ver niños mayores de 9 kg instalados en el coche en sillas en sentido contramarcha, de hecho los estudios confirman que el 95% de los padres de nuestro país creen que sus hijos deben ir sentados en sentido marcha a partir de los 9 meses. La causa de está creencia radica en la falta de información.

Por todo ello, en las sillas a contramarcha es especialmente importante el asesoramiento. Prescribir la silla adecuada según las características del niño y el estilo de vida, así como comprobar que la silla es compatible con nuestro coche es de suma importancia. Por eso la recomendación es que os acerquéis a una tienda especializada y conozcáis el producto de primera mano.

+info: www.sillacochebebe.com

Hacer Comentario