El regreso a la rutina tanto para pequeños como para mayores, supone de nuevo, adquirir lo hábitos perdidos durante las vacaciones. Es recomendable planificar con antelación el regreso al colegio y a las rutinas diarias para que los niños se adapten sin problemas.  A continuación os propongo algunos consejos para hacer que la vuelta al cole no sea tan traumática ni para los peques ni para los papis:

Adaptar horarios…  

El despertador vuelve a sonar, algo que no ha hecho durante todo el verano. Es aconsejable volver a la rutina de forma progresiva, acostarse pronto y empezar a madrugar un par de semanas previas al inicio del curso evitará que los peques tengan síntomas de cansancio y odien empezar el cole.

Preparar la mochila…

Llega el momento de preparar todo lo necesario para el nuevo curso. Libros, mochila, estuches… Es importante que el niño participe en todas la tareas como forrar libros,  escoger o “tunear” la mochila y el estuche.  Buscad modelos ergonómicos con cintas anchas y extensibles para que se puedan adaptar a su tamaño. Además es importante que se pueda lavar en la lavadora. Es aconsejable revisar el material cedido y comprobar si se pueden reutilizar.

Motivación, motivación y motivación… 

Es muy importante que los peques vayan motivados y con ganas. Podemos ir preparando el terreno hablando del reencuentro con sus amigos, las excursiones, los nuevos profes, todo lo que aprenderán a hacer…  Si nos esforzamos en reforzar enfoques positivos de la vuelta al cole (sin crear expectativas demasiado altas) evitaremos días de ansiedad, tensión y nervios.  Para los más pequeños, y sus papis, la separación e inicio de la guardería puede suponer un cambio muy importante en vuestras vidas. Hazlo paulatinamente, acompáñale, unas horas, los primeros días de guardería, para que se vaya familiarizando con sus cuidadores y sus nuevos compañeros.

Extraescolares…  

Muchos estudios indican que si las actividades están bien organizadas y estructuradas pueden beneficiar el rendimiento académico y favorecer la madurez. Desde un punto de vista más personal, creo que es necesario que se compaginen adecuadamente con el descanso y el tiempo dedicado a la familia. Es importante favorecer las relaciones sociales pero también es muy beneficioso  disfrutar de tiempo libre con los nuestros, realizar actividades . Fomentar una relación familiar activa también favorece un optimo desarrollo del niño y su relación con su entorno.

La vuelta al cole supone un gran desembolso para las familias pero es posible ahorrarnos un dinerito si seguimos unos buenos  consejos:

1. Empieza haciendo una lista y cíñete a ella. Está comprobado que las listas ahorran tiempo y dinero.

2 . Revisa el material reutilizable del año pasado. Para lo que tengas que comprar nuevo, compara precios y busca las mejores promociones.

3. Infórmate sobre las ayudas de las administraciones públicas. Aunque suelen pedir muchos requisitos piensa que el no ya lo tienes.

4. Evita usar la tarjeta de crédito. Está comprobado que pagando con tarjeta se suele gastar más de lo necesario.

5. En cuanto a actividades extraescolares habla con tus hijos y apúntalos a aquellas que más se adecúen a las necesidades de los peques y matricúlalos sólo en una (o dos como mucho)

6 . Fomenta el consumo responsable y reutiliza todo lo que puedas. Añadirás valores de responsabilidad y conservación en las más pequeños de la casa.

Hay muchas más maneras de ahorrar… Si tienes alguna original  coméntala o envíanosla a info@mums.cat y la publicaremos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario