BasqueCatalanEnglishSpanish

Muchas mujeres no se plantean ser madres en la actualidad, pero saben que quieren serlo en el futuro. O que pueden querer serlo. ¿Es tu caso? Quizá en este momento tus circunstancias personales no te parecen las adecuadas o tienes otros motivos y no quieres cerrar la puerta a la maternidad. En estos casos y dado que a mayor edad mayor dificultad para concebir, la mejor opción es preservar los óvulos y así poder contar con tiempo suficiente para ser madre en el futuro.

Actualmente la forma de preservar tus óvulos para la futura maternidad, tengas o no pareja masculina, es la vitrificación o congelación de óvulos. Así estás conservando éstos para cuando los desees utilizar para concebir y ser madre.

No importa cuál sea el motivo por el que deseas preservar tus óvulos. Lo importante es que es una decisión personal que la medicina actual permite y que la ley ampara y protege. Así que solamente tienes que decidir que deseas preservar tus óvulos y contactar con una clínica reproductiva con servicio de congelación de óvulos para hacerlo.

La vitrificación de óvulos, también conocida como congelación de óvulos, es una técnica de preservación de óvulos muy sencilla. El primer paso consiste en la obtención de óvulos y seguidamente se procede a su conservación hasta que la mujer decida utilizarlos.

 

Para la obtención de óvulos se proporciona a la mujer un tratamiento hormonal de estimulación de la ovulación con el objetivo de conseguir un número suficiente de óvulos para conservar. Seguidamente estos se obtienen a través de la aspiración de los ovarios, que es un procedimiento médico muy sencillo.

Para conservarlos se sumergen en nitrógeno líquido a -196ºC. Esto permite una alta velocidad de enfriamiento sin la aparición cristales de hielo, por lo que el óvulo se conserva en perfectas condiciones sin lesiones de las estructuras celulares.

Una vez concluye este proceso los óvulos permanecen en nitrógeno líquido, lo que permite su conservación. En todo momento se mantienen identificados y son de tu propiedad legal para preservar tu fertilidad.

 

¿Cuáles son las principales ventajas de la vitrificación de óvulos como método para preservar tu fertilidad futura?

1.- No necesitas tener pareja masculina.

No importa si no tienes pareja en este momento o si no estás interesada en tener pareja masculina. Este método de preservación de la fertilidad hace que no la necesites.

2.- Es muy sencillo y tus óvulos se conservarán perfectamente durante años.

3.- Es muy económico teniendo en cuenta otras alternativas más complejas.

4.- Tú eres la única dueña de tus óvulos.

Pase lo que pase en un futuro y lo que decidas son tuyos legalmente. En caso de una separación de tu actual pareja, por ejemplo, esta no tendrá ningún poder de decisión sobre ellos.

Si en este momento no puedes o no quieres ser madre por el motivo que sea, pero piensas que querrás serlo en el futuro, ten en cuenta que la edad de los óvulos tiene una gran influencia en la pérdida de la fertilidad. Preservar tus óvulos es la mejor forma de conservarlos para ser madre en el futuro.